Conectarse

Recuperar mi contraseña


¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 19 el Dom Dic 10, 2017 2:22 pm.
Últimos temas
» [ smells ] like teen spirit ;; new
Mar Ago 22, 2017 11:19 am por Hysteria

» Tabla 0.1 [ smells ]
Mar Ago 08, 2017 10:36 am por Hysteria

» Yo [ smells ]
Jue Jun 15, 2017 1:41 pm por Hysteria

» [ smells ] like teen spirit
Mar Mayo 30, 2017 9:21 am por Hysteria

» #SMELLS LIKE TEEN SPIRIT [ CAP 01x01 ]
Lun Feb 13, 2017 5:27 pm por Hysteria

» Tabla Zaira
Jue Nov 10, 2016 4:53 pm por Zaira R.

» Prophecy [H. Potter]
Lun Mayo 30, 2016 10:37 am por Hysteria

» Over & Octavia
Mar Mar 15, 2016 10:12 pm por Hysteria

» Travesura Realizada
Vie Oct 16, 2015 10:23 am por Hysteria








Ledership (Vir)

Ir abajo

Ledership (Vir)

Mensaje por Hysteria el Miér Dic 15, 2010 11:38 pm


_____________________________________________________________________
con: disponible ●● lugan
» ¿Tercero? ;; ¿17 años » ¿Trabajo?
Actividades extra escolares

__
Por último fui al lugar que para mi era más importante en la cara, los labios, primero toqué con uno de mis dedos pulgares el inferior y una vez acabada continué sin parar el movimiento por el superior, al acabar recorrí ambos a la vez con mi dedo índice esta vez; eran bastante finos y aún así se notaban carnosos y apetitosos Ada recuerda que solo viniste a concursar ya tienes suficiente con lo tuyo como para meterte en más cosas… retiré ahora yo cuidadosamente mis manos no sabía muy bien que hacer ahora, no sabía de quién se podría tratar y sin embargo no quería acabar ya, la verdad es que me había creado intriga saber a quién correspondía semejante cuerpo ¿pero qué hacer que ya no hubiera hecho?¿si lo volvía a tocar pensaría que quería algo más o simplemente que aún no sabía quién era? Sin duda estaría bastante bien volver a sentir aquél cuerpo y…aquellos labios… ¿pero debía? Odio ser así... Tanto rato me había tirado divagando en mis pensamientos que el chico se decidió a actuar él, lo malo es que hizo algo que aumentó un poco más mi nerviosismo, hizo que la distancia que nos separaba desapareciera en su inmensa mayoría. Lo supe por aquella extraña sensación que uno tiene cuando sabes que tienes los ojos de alguien fijos en ti, o vas andando por la calle y aunque no escuches ningún ruido o veas sombras sabes que alguien viene detrás, pues en aquél caso tuve la misma sensación de sentirlo allí enfrente mía tan cerca de mí. Me sobresalté, ya que no lo esperaba tan cerca, cuando terminó de acercarse del todo dejando un mínimo espacio entre los dos tan pequeño como para poder sentir su respiración sobre mi nariz y mis labios lo que me produjo un ligero cosquilleo sobre esas partes. Para colmo de la situación sus dedos volvieron a acariciar mis labios, aquella caricia me hizo cerrar los ojos casi como un acto reflejo, como cuando te acarician la mejilla y cierras los ojos por inercia achuchando con tu cara aquella mano que te ofrece una caricia tan reconfortante con el único fin de grabar aquella sensación en tu mente y en tu piel, intentar que no desapareciera, dejando ver lo agradable que resultaba o simplemente concentrando todo tus sentidos en ella para disfrutarla mejor; claro que eso a oscuras y con una venda era imposible que él se hubiera percatado. Era extraño dentro de mi podía sentir una mezcla de un completo nerviosismo, que sabía bien de dónde provenía un desconocido delante de mí el cual no sabía quién era ni sus intenciones aunque estas cada vez me quedaban más claras y eso era lo que más nerviosa me ponía yo solo había venido a concursar nada más; por otro lado esa sensación tan contraria de una gran calidez y tranquilidad aún no sabiendo quién era conseguía transmitirme todo eso tan solo con el roce de sus manos, aquella sensación, aquella irresistible y atrayente sensación me resultaba familiar… ¿por qué todo, hasta los gestos de un completo desconocido, tenía que evocarme a Jim…? Cogí mucho aire y lo solté con gran resignación y muy lentamente, por ese pensamiento, no quería que el chico notase aquél profundo suspiro. En cuanto solté todo el aire intenté despejar mi mente y alejar aquellos pensamientos y a él de mí, ahora solo importaba aquél desconocido que tenía delante y el concurso. Así que sin pensar en nada más que en qué haría a continuación y si quería o no que pasara, porque lo que iba a pasar podía hacerme una idea, me dejé disfrutar sin más interrupciones de su roce, aún nerviosa, pero su roce cambió ya no eran sus dedos los que lo efectuaban ahora eran sus boca. Primero noté un ligero roce de sus labios con los míos pero sin llegar a tocarlos, casi se podría decir sino me los hubiera acariciado antes con los dedos y se hubiera acercado que era un roce inocente sin intención de llegar a serlo siquiera. Con cada segundo que avanzaba en el reloj ese roce iba siendo cada vez más palpable y dejando todo lo casual o inocente que pudiera haber sido de no esperármelo, me tenía paralizada una parte de mi pedía que me alejara que no me complicara más la vida y que me centrara en lo que había venido a hacer que no era otra cosa que concursar pero por otro lado aquello tenía un efecto sedante, tranquilizador y agradable que solo deseaba que terminara con aquella tortura y la distancia que separaba nuestros labios; hasta que hizo, repentinamente, lo que sabía, quería y en parte temía que haría, me besó. Sin saber muy bien por qué algo me impulsó a dejarme llevar por la parte que deseaba que aquello pasara, por lo que cerré los ojos y le devolví ese beso tan dulce, suave, tranquilo y cálido ¡¿ Pero qué…?! ¡¡No, no y no!! No puede ser…sencillamente ¡no puede! Al dejarme besar, devolvérselo y disfrutar de aquél maravilloso beso descubrí algo que para mí fue un golpe bastante duro que hizo que automáticamente dejara de devolverle el beso para simplemente tener apoyados mis labios sobre los suyos ya que para mi el tiempo se había parado, la sangre se me había helado, mi nerviosismo había aumentado hasta limites insospechados llegando a desquiciarme, sentía como mi corazón latía tan fuerte y tan rápido que pareciese que el sitio que tenía en el pecho no fuera suficiente, mi respiración se cortó en ese preciso instante y allí estaba plantada delante de ËL como si mi espíritu hubiera abandonado mi cuerpo ya que no respondía a ninguna de las ordenes que le daba y lo único que parecía capaz de hacer era pensar…no es que aquél desconocido me recordara a Jim… no es que estuviese obsesionada con él…no es que ya lo buscase en cualquier gesto de otro chico...el problema es que era él, Jim. Si admitámoslo Ada, estos besos han dejado tanta huella en ti que serías capaz de reconocerlos en cualquier parte…incluso con los ojos vendados…sin miedo a equivocarte…estaba viviendo esa situación como quién ve una telenovela y está observando, sin dar crédito, a ese personaje principal al que le esta sucediendo algo que nadie podría haber predecido, ese personaje que lo que le pasa lo sientes como tuyo por ser el principal pero que no eres tú porque lo observas desde fuera…así me sentía en este preciso momento, me parecía aquello tan absurdo, tan imposible, que no podía creer que fuera real, que me estuviera sucediendo. ¡Maldita sea! ¡Con todos los tíos que se habían apuntado al concurso por qué precisamente tenía que tocarme a mí con él!...parecía que el destino estuviera en contra de que me olvidase de Jim…precisamente había tomado la decisión de que no lo volvería a besar, de que mantendría las distancias con él, que iba a ser implacable y no me iba a dejar manejar más por sus encantos y sin embargo… ahí estaba ¡besándolo otra vez!¿¡Cómo vas a olvidarlo besándolo de nuevo, recordando ese aroma embriagante y envolvente que tenía su cuerpo cuando estaba tan cerca de ti, recordando el inconfundible y maravilloso sabor de sus labios, recordando la textura de sus suaves, tiernos y delicados besos que hacían imposible el resistírseles?! ¿¡Cómo?! Eran como esa bombilla tan brillante que irremediablemente atrae a las polillas aún siendo consciente del daño que sufrirán al tocar o al dejarse cautivar por ella, por esa luz cautivador, por esos labios que tanto deseaba sentir juntos a los míos y que cuando lo conseguía lo único que podía pensar es que no desaparecieran nunca… ¡Joder Ada, así no, así NO!...Bueno cálmate…al fin y al cabo no es culpa tuya no podías saber que era él podías haberlo intuido…pero bueno no podías adivinarlo, así que después de todo deja de culparte fue algo inconsciente…así que ahora que si lo sabes retírate poco a poco con cuidado si sigues por este camino sabes como acabarás…pero mi cuerpo parecía muy contrario a seguir aquella orden…¡Vamos Ada hazlo! Pero mi cuerpo se aferraba a aquella increíble sensación de paz que me llenaba como ninguna otra que había sentido hasta el momento, por eso mi cuerpo era reacio a abandonarla tan pronto siendo muy consciente de que podría ser la última vez que la sintiera…¿por qué tiene que besar tan bien el condenado?...de esta forma a una se le hace imposible desprenderse de él…pero debía hacerlo si empezaba a flaquear ya tan pronto no sería capaz de olvidarme de él…pero…una última vez después de todo no me haría daño no me engancharía más o menos por un solo beso…¿no?...además no sabía quién era yo, para Jim yo no era más que otro trofeo en su escaparate de conquistas por lo que para él pasaría inadvertida…y si…no lo hagas más difícil Ada y aléjate ahora que puedes…¡JA! ¿Ahora qué puedes a quién pretendes engañar si ante el simple contacto de sus labios te derrites?... ¡A la porra, me cansé de pensar! Y tras un laaaaargo minuto que para mí fue una eternidad volví a retomar y devolver aquél beso, primero un par de besos tranquilos e igual de suaves que los suyos es la última vez, para mi sería el beso de despedida a partir de ahí comenzaría a olvidarme de Jim y para él uno más como todos los demás que habíamos tenido…era perfecto quizás por eso mis besos pasaron a ser algo más intensos y continuados que los suyos porque sabía que si cumplía lo que me estaba proponiendo aquella sería la última ocasión que tendría para disfrutar de aquella maravillosa y adictiva sensación que no era otra que la de sus besos; eso en parte me dolía, pero era lo que tenía que hacer y yo lo sabía y en parte me hacía buscarlos y disfrutarlos como una desesperada, aunque me contenía para que él no lo notase
avatar
Hysteria
Admin

Mensajes : 298
Fecha de inscripción : 08/04/2010
Edad : 29
Localización : Mundo

Ver perfil de usuario http://trasteos.foro-activo.es

Volver arriba Ir abajo

Re: Ledership (Vir)

Mensaje por Hysteria el Mar Dic 28, 2010 1:46 pm



_____________________________________________________________________
con: disponible ●● lugar
» ¿Tercero? ;; ¿17 años » ¿Trabajo?
Actividades extra escolares

__
Por último fui al lugar que para mi era más importante en la cara, los labios, primero toqué con uno de mis dedos pulgares el inferior y una vez acabada continué sin parar el movimiento por el superior, al acabar recorrí ambos a la vez con mi dedo índice esta vez; eran bastante finos y aún así se notaban carnosos y apetitosos Ada recuerda que solo viniste a concursar ya tienes suficiente con lo tuyo como para meterte en más cosas… retiré ahora yo cuidadosamente mis manos no sabía muy bien que hacer ahora, no sabía de quién se podría tratar y sin embargo no quería acabar ya, la verdad es que me había creado intriga saber a quién correspondía semejante cuerpo ¿pero qué hacer que ya no hubiera hecho?¿si lo volvía a tocar pensaría que quería algo más o simplemente que aún no sabía quién era? Sin duda estaría bastante bien volver a sentir aquél cuerpo y…aquellos labios… ¿pero debía? Odio ser así... Tanto rato me había tirado divagando en mis pensamientos que el chico se decidió a actuar él, lo malo es que hizo algo que aumentó un poco más mi nerviosismo, hizo que la distancia que nos separaba desapareciera en su inmensa mayoría. Lo supe por aquella extraña sensación que uno tiene cuando sabes que tienes los ojos de alguien fijos en ti, o vas andando por la calle y aunque no escuches ningún ruido o veas sombras sabes que alguien viene detrás, pues en aquél caso tuve la misma sensación de sentirlo allí enfrente mía tan cerca de mí. Me sobresalté, ya que no lo esperaba tan cerca, cuando terminó de acercarse del todo dejando un mínimo espacio entre los dos tan pequeño como para poder sentir su respiración sobre mi nariz y mis labios lo que me produjo un ligero cosquilleo sobre esas partes. Para colmo de la situación sus dedos volvieron a acariciar mis labios, aquella caricia me hizo cerrar los ojos casi como un acto reflejo, como cuando te acarician la mejilla y cierras los ojos por inercia achuchando con tu cara aquella mano que te ofrece una caricia tan reconfortante con el único fin de grabar aquella sensación en tu mente y en tu piel, intentar que no desapareciera, dejando ver lo agradable que resultaba o simplemente concentrando todo tus sentidos en ella para disfrutarla mejor; claro que eso a oscuras y con una venda era imposible que él se hubiera percatado. Era extraño dentro de mi podía sentir una mezcla de un completo nerviosismo, que sabía bien de dónde provenía un desconocido delante de mí el cual no sabía quién era ni sus intenciones aunque estas cada vez me quedaban más claras y eso era lo que más nerviosa me ponía yo solo había venido a concursar nada más; por otro lado esa sensación tan contraria de una gran calidez y tranquilidad aún no sabiendo quién era conseguía transmitirme todo eso tan solo con el roce de sus manos, aquella sensación, aquella irresistible y atrayente sensación me resultaba familiar… ¿por qué todo, hasta los gestos de un completo desconocido, tenía que evocarme a Jim…? Cogí mucho aire y lo solté con gran resignación y muy lentamente, por ese pensamiento, no quería que el chico notase aquél profundo suspiro. En cuanto solté todo el aire intenté despejar mi mente y alejar aquellos pensamientos y a él de mí, ahora solo importaba aquél desconocido que tenía delante y el concurso. Así que sin pensar en nada más que en qué haría a continuación y si quería o no que pasara, porque lo que iba a pasar podía hacerme una idea, me dejé disfrutar sin más interrupciones de su roce, aún nerviosa, pero su roce cambió ya no eran sus dedos los que lo efectuaban ahora eran sus boca. Primero noté un ligero roce de sus labios con los míos pero sin llegar a tocarlos, casi se podría decir sino me los hubiera acariciado antes con los dedos y se hubiera acercado que era un roce inocente sin intención de llegar a serlo siquiera. Con cada segundo que avanzaba en el reloj ese roce iba siendo cada vez más palpable y dejando todo lo casual o inocente que pudiera haber sido de no esperármelo, me tenía paralizada una parte de mi pedía que me alejara que no me complicara más la vida y que me centrara en lo que había venido a hacer que no era otra cosa que concursar pero por otro lado aquello tenía un efecto sedante, tranquilizador y agradable que solo deseaba que terminara con aquella tortura y la distancia que separaba nuestros labios; hasta que hizo, repentinamente, lo que sabía, quería y en parte temía que haría, me besó. Sin saber muy bien por qué algo me impulsó a dejarme llevar por la parte que deseaba que aquello pasara, por lo que cerré los ojos y le devolví ese beso tan dulce, suave, tranquilo y cálido ¡¿ Pero qué…?! ¡¡No, no y no!! No puede ser…sencillamente ¡no puede! Al dejarme besar, devolvérselo y disfrutar de aquél maravilloso beso descubrí algo que para mí fue un golpe bastante duro que hizo que automáticamente dejara de devolverle el beso para simplemente tener apoyados mis labios sobre los suyos ya que para mi el tiempo se había parado, la sangre se me había helado, mi nerviosismo había aumentado hasta limites insospechados llegando a desquiciarme, sentía como mi corazón latía tan fuerte y tan rápido que pareciese que el sitio que tenía en el pecho no fuera suficiente, mi respiración se cortó en ese preciso instante y allí estaba plantada delante de ËL como si mi espíritu hubiera abandonado mi cuerpo ya que no respondía a ninguna de las ordenes que le daba y lo único que parecía capaz de hacer era pensar…no es que aquél desconocido me recordara a Jim… no es que estuviese obsesionada con él…no es que ya lo buscase en cualquier gesto de otro chico...el problema es que era él, Jim. Si admitámoslo Ada, estos besos han dejado tanta huella en ti que serías capaz de reconocerlos en cualquier parte…incluso con los ojos vendados…sin miedo a equivocarte…estaba viviendo esa situación como quién ve una telenovela y está observando, sin dar crédito, a ese personaje principal al que le esta sucediendo algo que nadie podría haber predecido, ese personaje que lo que le pasa lo sientes como tuyo por ser el principal pero que no eres tú porque lo observas desde fuera…así me sentía en este preciso momento, me parecía aquello tan absurdo, tan imposible, que no podía creer que fuera real, que me estuviera sucediendo. ¡Maldita sea! ¡Con todos los tíos que se habían apuntado al concurso por qué precisamente tenía que tocarme a mí con él!...parecía que el destino estuviera en contra de que me olvidase de Jim…precisamente había tomado la decisión de que no lo volvería a besar, de que mantendría las distancias con él, que iba a ser implacable y no me iba a dejar manejar más por sus encantos y sin embargo… ahí estaba ¡besándolo otra vez!¿¡Cómo vas a olvidarlo besándolo de nuevo, recordando ese aroma embriagante y envolvente que tenía su cuerpo cuando estaba tan cerca de ti, recordando el inconfundible y maravilloso sabor de sus labios, recordando la textura de sus suaves, tiernos y delicados besos que hacían imposible el resistírseles?! ¿¡Cómo?! Eran como esa bombilla tan brillante que irremediablemente atrae a las polillas aún siendo consciente del daño que sufrirán al tocar o al dejarse cautivar por ella, por esa luz cautivador, por esos labios que tanto deseaba sentir juntos a los míos y que cuando lo conseguía lo único que podía pensar es que no desaparecieran nunca… ¡Joder Ada, así no, así NO!...Bueno cálmate…al fin y al cabo no es culpa tuya no podías saber que era él podías haberlo intuido…pero bueno no podías adivinarlo, así que después de todo deja de culparte fue algo inconsciente…así que ahora que si lo sabes retírate poco a poco con cuidado si sigues por este camino sabes como acabarás…pero mi cuerpo parecía muy contrario a seguir aquella orden…¡Vamos Ada hazlo! Pero mi cuerpo se aferraba a aquella increíble sensación de paz que me llenaba como ninguna otra que había sentido hasta el momento, por eso mi cuerpo era reacio a abandonarla tan pronto siendo muy consciente de que podría ser la última vez que la sintiera…¿por qué tiene que besar tan bien el condenado?...de esta forma a una se le hace imposible desprenderse de él…pero debía hacerlo si empezaba a flaquear ya tan pronto no sería capaz de olvidarme de él…pero…una última vez después de todo no me haría daño no me engancharía más o menos por un solo beso…¿no?...además no sabía quién era yo, para Jim yo no era más que otro trofeo en su escaparate de conquistas por lo que para él pasaría inadvertida…y si…no lo hagas más difícil Ada y aléjate ahora que puedes…¡JA! ¿Ahora qué puedes a quién pretendes engañar si ante el simple contacto de sus labios te derrites?... ¡A la porra, me cansé de pensar! Y tras un laaaaargo minuto que para mí fue una eternidad volví a retomar y devolver aquél beso, primero un par de besos tranquilos e igual de suaves que los suyos es la última vez, para mi sería el beso de despedida a partir de ahí comenzaría a olvidarme de Jim y para él uno más como todos los demás que habíamos tenido…era perfecto quizás por eso mis besos pasaron a ser algo más intensos y continuados que los suyos porque sabía que si cumplía lo que me estaba proponiendo aquella sería la última ocasión que tendría para disfrutar de aquella maravillosa y adictiva sensación que no era otra que la de sus besos; eso en parte me dolía, pero era lo que tenía que hacer y yo lo sabía y en parte me hacía buscarlos y disfrutarlos como una desesperada, aunque me contenía para que él no lo notase


Última edición por нуѕтєяια el Mar Dic 28, 2010 1:52 pm, editado 2 veces
avatar
Hysteria
Admin

Mensajes : 298
Fecha de inscripción : 08/04/2010
Edad : 29
Localización : Mundo

Ver perfil de usuario http://trasteos.foro-activo.es

Volver arriba Ir abajo

Re: Ledership (Vir)

Mensaje por Hysteria el Mar Dic 28, 2010 1:49 pm


_____________________________________________________________________
con: disponible ●● lugan
»
¿Tercero? ;; ¿17 años » ¿Trabajo?
Actividades extra escolares

__
Por último fui al lugar que para mi era más importante en la cara, los labios, primero toqué con uno de mis dedos pulgares el inferior y una vez acabada continué sin parar el movimiento por el superior, al acabar recorrí ambos a la vez con mi dedo índice esta vez; eran bastante finos y aún así se notaban carnosos y apetitosos Ada recuerda que solo viniste a concursar ya tienes suficiente con lo tuyo como para meterte en más cosas… retiré ahora yo cuidadosamente mis manos no sabía muy bien que hacer ahora, no sabía de quién se podría tratar y sin embargo no quería acabar ya, la verdad es que me había creado intriga saber a quién correspondía semejante cuerpo ¿pero qué hacer que ya no hubiera hecho?¿si lo volvía a tocar pensaría que quería algo más o simplemente que aún no sabía quién era? Sin duda estaría bastante bien volver a sentir aquél cuerpo y…aquellos labios… ¿pero debía? Odio ser así... Tanto rato me había tirado divagando en mis pensamientos que el chico se decidió a actuar él, lo malo es que hizo algo que aumentó un poco más mi nerviosismo, hizo que la distancia que nos separaba desapareciera en su inmensa mayoría. Lo supe por aquella extraña sensación que uno tiene cuando sabes que tienes los ojos de alguien fijos en ti, o vas andando por la calle y aunque no escuches ningún ruido o veas sombras sabes que alguien viene detrás, pues en aquél caso tuve la misma sensación de sentirlo allí enfrente mía tan cerca de mí. Me sobresalté, ya que no lo esperaba tan cerca, cuando terminó de acercarse del todo dejando un mínimo espacio entre los dos tan pequeño como para poder sentir su respiración sobre mi nariz y mis labios lo que me produjo un ligero cosquilleo sobre esas partes. Para colmo de la situación sus dedos volvieron a acariciar mis labios, aquella caricia me hizo cerrar los ojos casi como un acto reflejo, como cuando te acarician la mejilla y cierras los ojos por inercia achuchando con tu cara aquella mano que te ofrece una caricia tan reconfortante con el único fin de grabar aquella sensación en tu mente y en tu piel, intentar que no desapareciera, dejando ver lo agradable que resultaba o simplemente concentrando todo tus sentidos en ella para disfrutarla mejor; claro que eso a oscuras y con una venda era imposible que él se hubiera percatado. Era extraño dentro de mi podía sentir una mezcla de un completo nerviosismo, que sabía bien de dónde provenía un desconocido delante de mí el cual no sabía quién era ni sus intenciones aunque estas cada vez me quedaban más claras y eso era lo que más nerviosa me ponía yo solo había venido a concursar nada más; por otro lado esa sensación tan contraria de una gran calidez y tranquilidad aún no sabiendo quién era conseguía transmitirme todo eso tan solo con el roce de sus manos, aquella sensación, aquella irresistible y atrayente sensación me resultaba familiar… ¿por qué todo, hasta los gestos de un completo desconocido, tenía que evocarme a Jim…? Cogí mucho aire y lo solté con gran resignación y muy lentamente, por ese pensamiento, no quería que el chico notase aquél profundo suspiro. En cuanto solté todo el aire intenté despejar mi mente y alejar aquellos pensamientos y a él de mí, ahora solo importaba aquél desconocido que tenía delante y el concurso. Así que sin pensar en nada más que en qué haría a continuación y si quería o no que pasara, porque lo que iba a pasar podía hacerme una idea, me dejé disfrutar sin más interrupciones de su roce, aún nerviosa, pero su roce cambió ya no eran sus dedos los que lo efectuaban ahora eran sus boca. Primero noté un ligero roce de sus labios con los míos pero sin llegar a tocarlos, casi se podría decir sino me los hubiera acariciado antes con los dedos y se hubiera acercado que era un roce inocente sin intención de llegar a serlo siquiera. Con cada segundo que avanzaba en el reloj ese roce iba siendo cada vez más palpable y dejando todo lo casual o inocente que pudiera haber sido de no esperármelo, me tenía paralizada una parte de mi pedía que me alejara que no me complicara más la vida y que me centrara en lo que había venido a hacer que no era otra cosa que concursar pero por otro lado aquello tenía un efecto sedante, tranquilizador y agradable que solo deseaba que terminara con aquella tortura y la distancia que separaba nuestros labios; hasta que hizo, repentinamente, lo que sabía, quería y en parte temía que haría, me besó. Sin saber muy bien por qué algo me impulsó a dejarme llevar por la parte que deseaba que aquello pasara, por lo que cerré los ojos y le devolví ese beso tan dulce, suave, tranquilo y cálido ¡¿ Pero qué…?! ¡¡No, no y no!! No puede ser…sencillamente ¡no puede! Al dejarme besar, devolvérselo y disfrutar de aquél maravilloso beso descubrí algo que para mí fue un golpe bastante duro que hizo que automáticamente dejara de devolverle el beso para simplemente tener apoyados mis labios sobre los suyos ya que para mi el tiempo se había parado, la sangre se me había helado, mi nerviosismo había aumentado hasta limites insospechados llegando a desquiciarme, sentía como mi corazón latía tan fuerte y tan rápido que pareciese que el sitio que tenía en el pecho no fuera suficiente, mi respiración se cortó en ese preciso instante y allí estaba plantada delante de ËL como si mi espíritu hubiera abandonado mi cuerpo ya que no respondía a ninguna de las ordenes que le daba y lo único que parecía capaz de hacer era pensar…no es que aquél desconocido me recordara a Jim… no es que estuviese obsesionada con él…no es que ya lo buscase en cualquier gesto de otro chico...el problema es que era él, Jim. Si admitámoslo Ada, estos besos han dejado tanta huella en ti que serías capaz de reconocerlos en cualquier parte…incluso con los ojos vendados…sin miedo a equivocarte…estaba viviendo esa situación como quién ve una telenovela y está observando, sin dar crédito, a ese personaje principal al que le esta sucediendo algo que nadie podría haber predecido, ese personaje que lo que le pasa lo sientes como tuyo por ser el principal pero que no eres tú porque lo observas desde fuera…así me sentía en este preciso momento, me parecía aquello tan absurdo, tan imposible, que no podía creer que fuera real, que me estuviera sucediendo. ¡Maldita sea! ¡Con todos los tíos que se habían apuntado al concurso por qué precisamente tenía que tocarme a mí con él!...parecía que el destino estuviera en contra de que me olvidase de Jim…precisamente había tomado la decisión de que no lo volvería a besar, de que mantendría las distancias con él, que iba a ser implacable y no me iba a dejar manejar más por sus encantos y sin embargo… ahí estaba ¡besándolo otra vez!¿¡Cómo vas a olvidarlo besándolo de nuevo, recordando ese aroma embriagante y envolvente que tenía su cuerpo cuando estaba tan cerca de ti, recordando el inconfundible y maravilloso sabor de sus labios, recordando la textura de sus suaves, tiernos y delicados besos que hacían imposible el resistírseles?! ¿¡Cómo?! Eran como esa bombilla tan brillante que irremediablemente atrae a las polillas aún siendo consciente del daño que sufrirán al tocar o al dejarse cautivar por ella, por esa luz cautivador, por esos labios que tanto deseaba sentir juntos a los míos y que cuando lo conseguía lo único que podía pensar es que no desaparecieran nunca… ¡Joder Ada, así no, así NO!...Bueno cálmate…al fin y al cabo no es culpa tuya no podías saber que era él podías haberlo intuido…pero bueno no podías adivinarlo, así que después de todo deja de culparte fue algo inconsciente…así que ahora que si lo sabes retírate poco a poco con cuidado si sigues por este camino sabes como acabarás…pero mi cuerpo parecía muy contrario a seguir aquella orden…¡Vamos Ada hazlo! Pero mi cuerpo se aferraba a aquella increíble sensación de paz que me llenaba como ninguna otra que había sentido hasta el momento, por eso mi cuerpo era reacio a abandonarla tan pronto siendo muy consciente de que podría ser la última vez que la sintiera…¿por qué tiene que besar tan bien el condenado?...de esta forma a una se le hace imposible desprenderse de él…pero debía hacerlo si empezaba a flaquear ya tan pronto no sería capaz de olvidarme de él…pero…una última vez después de todo no me haría daño no me engancharía más o menos por un solo beso…¿no?...además no sabía quién era yo, para Jim yo no era más que otro trofeo en su escaparate de conquistas por lo que para él pasaría inadvertida…y si…no lo hagas más difícil Ada y aléjate ahora que puedes…¡JA! ¿Ahora qué puedes a quién pretendes engañar si ante el simple contacto de sus labios te derrites?... ¡A la porra, me cansé de pensar! Y tras un laaaaargo minuto que para mí fue una eternidad volví a retomar y devolver aquél beso, primero un par de besos tranquilos e igual de suaves que los suyos es la última vez, para mi sería el beso de despedida a partir de ahí comenzaría a olvidarme de Jim y para él uno más como todos los demás que habíamos tenido…era perfecto quizás por eso mis besos pasaron a ser algo más intensos y continuados que los suyos porque sabía que si cumplía lo que me estaba proponiendo aquella sería la última ocasión que tendría para disfrutar de aquella maravillosa y adictiva sensación que no era otra que la de sus besos; eso en parte me dolía, pero era lo que tenía que hacer y yo lo sabía y en parte me hacía buscarlos y disfrutarlos como una desesperada, aunque me contenía para que él no lo notase
avatar
Hysteria
Admin

Mensajes : 298
Fecha de inscripción : 08/04/2010
Edad : 29
Localización : Mundo

Ver perfil de usuario http://trasteos.foro-activo.es

Volver arriba Ir abajo

Re: Ledership (Vir)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.